Curiosidades y anécdotas sobre las marcas de coches

por / Martes, 12 enero 2016 / Publicado enSin categoría
curiosidades
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

Nos encantan las noticias curiosas, pero sobretodo los coches. Es por eso que esta vez hemos decidido unir estas dos cosas para crear esta entrada de blog. Hoy os vamos a explicar algunas cosas curiosas sobre el mundo de los coches. Seguro que hay algunas que os sorprenden, ¡Y mucho!.

 

¿Qué no debe faltar en un buen anuncio de coches?

Más que las características técnicas del vehículo, es importante contarle al futuro comprador las sensaciones que va a sentir al volante con la nueva adquisición. En los mejores anuncios de coches, apenas se muestra el vehículo unos segundos y en cambio son capaces de despertar mil emociones.

 

Casos divertidos sobre los errores de traducción de las marcas y sus malentendidos

¿Qué pasa con los nombres de los coches cuando se exportan vehículos a un país distinto? Un caso curioso es, por ejemplo, cuando Ford empezó a comercializar el Ford Pinto en Brasil. Tuvieron que cambiar el nombre rápidamente cuando se dieron cuenta que “pinto” en brasileño, hace referencia a los “genitales”. Llegar vosotros mismos a la conclusión de porque en España tampoco han tenido éxito nombres como Mitsubishi Parejo, Nissan Moco o Mazda Laputa. Las razones son más que evidentes.

 

¿De dónde proceden los nombres de las grandes marcas de coches?

Como en la mayoría de los sectores, cada marca tiene su historia particular. Por ejemplo, Volvo significa “Yo ruedo” en latín por la evidente relación con las ruedas de los vehículos, y Audi también viene del latín pero la historia es algo más curiosa ya que significa “escuchar”, que es precisamente lo mismo que significa en alemán el apellido del fundador de la marca (Horch). En cambio, Mercedes Benz uso el nombre de una niña, en concreto de la hija de Emil Jellinek, que decidió invertir en la compañía automovilística con la condición de que como mínimo un modelo se llamara como su hija, pero finalmente todos los coches se llamaron así.

 

¿Qué pasa cuando un coche sale en una película?

Aunque nos cueste admitirlo, nos fijamos mucho más de lo que creemos en los coches que llevan los personajes de la televisión o del cine. Para los fabricantes de coches, el cine es un fantástico escaparate para potenciar sus ventas. Un ejemplo claro es que a mediados de los 90, James Bond se puso al volante de un BMW Z3 Roadster. Eso fue una publicidad tan potente que a los pocos días de estrenarse la cinta, BMW ya tenía casi diez mil modelos pedidos.

 

Gracias por leernos y seguirnos, esperamos que os haya gustado:)

 

 

 

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

Deja un comentario

SUBIR
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×